Pilares del desarrollo típicos de los niños de 2 años

Por Amanda Morin

 

 

2 year old girl playing with a toy car

De un vistazo

  • Los niños de 2 años de edad, usualmente aprenden muchas habilidades físicas nuevas.
  • Generalmente, los infantes se interesan más en los juegos de simulación.
  • La mayoría de los niños de 2 años de edad pueden entender la mayor parte de lo que usted les dice.

Una vez que su hija cumple 2 años, ¡oficialmente es una infante! Y puede que a usted le sea difícil no compararla con otros niños de su edad.

Si no está completamente seguro de cuáles son las habilidades típicas a esa edad, revise estos pilares del desarrollo. De esa manera tendrá una idea más clara de qué habilidades se esperan ver en un niño de 2 años por lo general. También aprenderá si pudieran haberretrasos en el desarrollo que deba discutir con el pediatra.

Logros físicos

Este año los niños no solo crecen a grandes pasos, si no que también ¡aprenden a grandes pasos! Espere ver grandes cambios en el movimiento de los músculos grandes (habilidades motoras gruesas), así como también progreso en el movimiento de los músculos pequeños (habilidades motoras finas).

La mayoría de los niños de 2 años aprenden a hacer cosas como estas antes de cumplir 3 años:

Habilidades motoras gruesas

  • Caminar, correr y empezar a aprender a saltar con ambos pies
  • Jalar o cargar juguetes mientras caminan
  • Arrojar y patear una pelota; intentan atrapar con ambas manos
  • Pararse de puntillas y mantener el equilibrio con un pie
  • Trepar sobre muebles y juegos del parque infantil
  • Subir escaleras, agarrándose del pasamanos; puede alternar los pies

Aprenda algunas maneras divertidas de ayudar a su hija a desarrollar habilidades motoras gruesas.

Habilidades motoras finas

  • Empezar a cepillarse los dientes y el cabello
  • Puede subirse y bajarse los pantalones
  • Abrir la llave del agua y lavarse las manos
  • Construir una torre de bloques de al menos cuatro bloques
  • Empezar a practicar a abrocharse y subir la cremallera (si usted la ayuda empezando a subir la cremallera)
  • Sostener utensilios y crayones con los dedos en lugar de con el puño, aunque el agarre todavía no sea del todo correcto (lea recomendaciones para ayudar a los niños pequeños a prepararse para escribir)

Aprenda algunas maneras divertidas de ayudar a su hija a desarrollar las habilidades motoras finas.

Logros cognitivos

Los niños comienzan a pensar de nuevas maneras, aprenden nuevas habilidades y encuentran nuevas técnicas para resolver problemas. Al final del año, los niños usualmente:

  • Disfrutan juegos de simulación más complicados, como imaginarse que una caja es una nave espacial o representar personajes cuando juegan. (Lea cómo los juegos de simulación desarrollan las habilidades del funcionamiento ejecutivo)
  • Recuerdan y hablan sobre cosas que ocurrieron en el pasado usando frases como “el otro día” o “hace mucho tiempo”
  • Arman rompecabezas de tres a cuatro piezas
  • Agrupan juguetes por tipo, tamaño o color
  • Recitan con usted sus libros favoritos y canciones infantiles
  • Pueden seguir instrucciones de dos pasos, como “quítate el abrigo y cuélgalo”

Aprenda maneras de ayudar a su hija a seguir instrucciones.

Logros del lenguaje

Poco antes de cumplir los tres años, los niños suelen entender mucho de lo que se les dice. También hablan más. A esta edad, la mayoría de los niños pueden hacer estas cosas:

  • Entienden las palabras usadas para designar personas que conocen, objetos diarios y las partes del cuerpo
  • A los 18 meses usan una variedad de palabras sencillas, a los 24 meses hablan usando oraciones de dos a cuatro palabras (pueden combinar sustantivos y verbos, como “mami come”) y a los 36 meses tienen un vocabulario de más de 200 palabras
  • Repiten palabras que escuchan
  • Empiezan a preguntar “¿qué es eso?” y “¿por qué?”
  • Empiezan a usar los plurales (perros) y pronombres personales (yo, tú)

Conozca más acerca de la dificultad para pronunciar palabras en los niños pequeños.

Logros sociales y emocionales

Los niños de dos años de edad empiezan a ser más independientes y a estar más interesados en otros niños. Pero no conocer palabras para expresarse, puede ser frustrante. Al final de este año, los niños probablemente harán cosas como estas:

  • Imitan lo que otros chicos y adultos hacen y dicen, así como la forma en que lo dicen
  • Les gusta jugar cerca de otros niños, o incluso con ellos
  • Empiezan a darse cuenta de que pueden hacer cosas sin su ayuda
  • Desobedecen más que antes, haciendo cosas que se les dice que no hagan solo para ver qué pasa
  • Hacen berrinches cuando se frustran (conozca la diferencia entre los berrinches y las crisis sensoriales)
  • A los 18 meses aumenta la ansiedad por separación, a los 24 meses generalmente disminuye considerablemente y entre los 24 y los 36 meses se hacen cada vez más independientes y conscientes de sí mismos como personas separadas de sus padres

Conozca más acerca de qué habilidades socioemocionales esperar a diferentes edades.

Tenga en cuenta que los niños se desarrollan a diferentes ritmos. No se angustie si su hija está retrasada y no logra hacer algunas de estas cosas. Pero si no está logrando muchas de estas destrezas al aproximarse a los 3 años de edad, considere hablar con su pediatraacerca de realizar una evaluación para determinar si la intervención temprana podría ayudarla a desarrollar sus habilidades.

Y adelántese y revise los pilares del desarrollos para los niños de 3 años.

Puntos clave

  • Al final del tercer año, muchos niños estarán trepando, corriendo y saltando.
  • Los berrinches son una manera común de expresar frustración a los dos años.
  • Si tiene preocupaciones acerca de las habilidades de su hijo, no espere para hablar con su médico acerca de los servicios de intervención temprana.

Acerca del autor

Retrato de Amanda Morin

Amanda Morin es una madre defensora, exmaestra y autora deThe Everything Parent's Guide to Special Education.

Revisado por

Retrato de Molly Algermissen

Molly Algermissen, Ph.D., es profesora asociada de psicología médica en Columbia University Medical Center y directora clínica de PROMISE.