Cómo decirlo: Responder cuando su preescolar con dificultades de aprendizaje y de atención está frustrado

Por Amanda Morin

 

Mamá consuela y alienta a su hija que está molesta.

De un vistazo

  • Es común que los niños pequeños se sientan frustrados en ocasiones.
  • Algunos niños con dificultades de aprendizaje y de atención pueden tener arrebatos que pueden parecer reacciones exageradas.
  • Entender la frustración de su hijo puede ayudarlo a encontrar mejores maneras de responder y a mantener tranquilo a su hijo (y a usted).

Todos los niños pequeños tienen a veces problemas para controlarse. Sin embargo, su hijo puede reaccionar de una manera que parece excesiva en esa situación. Esas reacciones podrían parecer berrinches comunes que intentan obtener algo. Pero, en vez de eso, podrían ser ataques de frustración relacionados con sus dificultades de aprendizaje y de atención.

Saber qué causa el comportamiento de su hijo puede ayudar a que usted mantenga la calma. También puede ayudarlo a responder de forma que su frustración no aumente la de su hijo.

Estos son algunos ejemplos de cómo podría funcionar, y maneras de reaccionar que podrían ayudar.

El comportamiento observadoAntes de entender, usted podría pensar...La frustración que causa el comportamiento de su hijoUna forma de reaccionar más beneficiosa
En la mañana está apurado por salir de la casa para ir a la escuela. En lugar de subir la cremallera de su chaqueta como usted le pidió, él se la quita y la tira al piso.

Él está protestando por tener que dejar de hacer lo que está haciendo e irse de casa. Así que usted podría estar tentando a decir, “¡no tengo tiempo para esto! Recójela, póntela, sube la cremallera y vámonos!”

Sentir que lo apuran a hacer algo que se le dificulta (subir la cremallera de su chaqueta). Si él tiene problemas con las habilidades motoras finas, puede que se frustre aún más bajo presión.

“Realmente tenemos que irnos. Por favor recoje tu chaqueta y si necesitas ayuda, pídemela”.

Es hora de recoger los juguetes al final del día. En lugar de guardarlos, los amontona a la mitad de su habitación.

Él actúa de manera desafiante. Por lo que usted podría estar tentado a decir, “te pedí que los recogieras y no lo hiciste. O haces lo que se te pide o no podrás jugar con ellos de nuevo”.

Él no sabe qué hacer primero. Muchos chicos con dificultades de aprendizaje y de atención no saben por dónde empezar ni cómo idear un plan para terminar un proyecto.

“Hay un montón de juguetes aquí. Quizá sean muchos para recoger al mismo tiempo. Qué tal si empiezas con los animales plásticos. Cuando termines con eso, decidiremos qué guardar después”.

Durante la reunión de juegos que él le pidió que usted organizara, deja a sus amigos jugando y se va a jugar solo a otra habitación.

Él se está comportando con rudeza. Por lo que usted podría decir, “me suplicaste que invitara a tus amigos. Eres rudo yéndote a otra habitación. Regresa y juegacon ellos”.

No entender cómo unirse al grupo para jugar. Puede que él tenga problemas para entender las señales sociales o para manejar una reunión de juego.

“Estabas tan emocionado de que tus amigos vinieran, pero ahora no estás jugando con ellos. Voy a ayudarte a que encuentres maneras para que jueguen todos juntos”.

Él y su hermano juegan juntos sin problemas, pero de repente él actúa con rudeza y empieza a quitarle los juguetes.

Él no quiere compartir. Por lo que usted dice, “¡yo compré esos juguetes para los dos! Si no dejas de quitárselos, no podrás volver a jugar con ninguno”.

La incapacidad de esperar pacientemente. Sus dificultades de aprendizaje y de atención pueden ser la causa de su impulsividad y de que tenga dificultad para esperar lo que quiere.

“Me doy cuenta de que tienes dificultad para esperar tu turno. Luego de que tomes un descanso y te calmes puedes regresar y pedir disculpas. Entonces hablaremos sobre cómo compartir con tu hermano de manera que ambos tengan suficientes oportunidades de jugar”.

Hay otras cosas que puede hacer para darle a su hijo las herramientas necesarias para manejar sus emociones. Aprenda más sobre cómo ayudarlo a manejar su frustración. Además, encuentre recomendaciones relacionadas en Entrenamiento para padres.

Cómo decirlo: Responder cuando su hijo de primaria con dificultades de aprendizaje y de atención está frustrado

Por Amanda Morin

 

Puntos clave

  • Entender lo que podría estar causando la crisis de su hijo puede ayudar a evitar que su frustración aumente la de su hijo.
  • Usted puede responder de manera diferente y seguir manteniendo a su hijo responsable de sus acciones.

 

 

Mamá consuela y alienta a su hija que está molesta.

De un vistazo

  • No es extraño que los estudiantes de primaria se sientan frustrados y molestos ocasionalmente.
  • Los niños con dificultades de aprendizaje y de atención pueden sentir más frustración que otros niños y en consecuencia tener más crisis.
  • Saber lo que podría estar causando el comportamiento de su hijo lo puede ayudar a responder de maneras que los ayude a ambos a manejarlo mejor.

Es común que los estudiantes de primaria en ocasiones saquen de quicio a su mamá o papá. Pero puede haber ocasiones cuando su hijo tenga reacciones intensas sin causa aparente. Usted podría pensar que simplemente está probando sus límites (o su paciencia). Pero sus reacciones pueden ser ataques de frustración relacionados con sus dificultades de aprendizaje y de atención.

Saber la causa de su comportamiento puede ayudarlo a mantener la calma. Además, puede ayudarlo a responder de forma que disminuya el nivel de tensión y proporcione a su hijo otra manera de enfrentarlo.

Estos son algunos ejemplos de cómo puede verse y maneras positivas en que usted puede responder.

El comportamiento observadoAntes de entender, usted podría pensar...La frustración que causa el comportamientoUna forma de reaccionar más beneficiosa
Es hora de apagar la TV y prepararse para ir a dormir. En su lugar, él sonríe y se sienta sobre el control remoto cuando ud. intenta quitárselo.

Él está intentando provocarlo. Por lo que usted podría estar tentado a decir, “no me parece nada divertido. Dame el control remoto ahora mismo. ¡Y olvídate de ver la televisión mañana por la noche!”.

Tener problemas para cambiar de actividad. Puede ser difícil para él hacer la transición de una tarea a otra.

“Sé que quieres seguir viendo la TV. Te lo advertí hace cinco minutos”, pero parece que eso no funciona. La próxima vez te avisaré cuando empiece el último episodio que puedes ver. Ahora llegó el momento de irse a la cama. Apaga la TV”.

Él está haciendo la tarea tranquilamente y de repente empieza a llorar y raya toda la página.

Él está intentando no hacer su tarea. Por lo que usted podría estar tentado a decir: “no sé cuál es el problema, pero acabas de arruinar esa página. Ahora tendrás que pedir al maestro una nueva y no la entregarás a tiempo”.

Cuánto tiempo está tardando. Debido a sus dificultades de atención puede que le cueste revisar su tarea o que se apresure en terminarla y cometa errores.

“Veo que estás molesto. ¿Qué ocurre? Busquemos la manera de rescatar esta página. Después podemos hablar sobre cómo hacer que el momento de hacer la tarea sea más fácil en el futuro”.

En la mesa, él erupta repetidamente y ruidosamente a propósito mientras otros miembros de la familia están hablando.

Él intenta llamar la atención. Por lo que usted podría estar tentado a decir:“¡deja de hacer eso! Estás interrumpiendo. ¿Necesitas irte de la mesa?”.

Tener problemas para seguir la conversación. Puede que no sepa cómo participar en la conversación sin interrumpir a las personas.

“Estás interrumpiendo. Si quieres participar en la conversación o pararte de la mesa, di 'con permiso'. Si no puedes dejar de interrumpir, tendrás que irte hasta que dejes que los demás hablen”.

Usted pide a su hijo que ponga la mesa, y 10 minutos más tarde cuando le pregunta porqué sólo puso los platos, él dice “¡yo no voy a poner la estúpida mesa!”.

Él está siendo grosero. Por lo que usted podría estar tentado a decir: “sí la vas a poner. No te pido que hagas mucho en casa. Pon la mesaahora o no podrás usar tu teléfono ni conectarte en la Internet el resto del día”.

No ser capaz de hacer el deber. Él puede que sepa cómo debe verse la mesa puesta, pero si tiene dificultades con las habilidades motoras puede que tenga problemas para coordinar la planificación entre su cerebro y su cuerpo.

“Puede parecerte tonto, pero necesito que la mesa esté puesta. Coloquemos juntos lo necesario para una persona y tú puedes hacer el resto. No tiene que verse igual a como yo la pongo. Podemos acomodar las cosas cuando nos sentemos”.

Le pide a su hijo que limpie su desordenada habitación durante la siguiente media hora. Él corre a su habitación y cierra la puerta dando un portazo.

Él actúa de manera desafiante. Por lo que usted podría estar tentado a decir: “¿cuál es el problema contigo? Tan sólo te pedí que ordenaras tu habitación que es un completo desorden. Tienes media hora empezando ahora mismo”.

No saber por dónde empezar. Si él tiene problemas con las habilidades del , puede dificultársele encontrar maneras para dividir los proyectos grandes en partes más pequeñas.

“Entiendo que esto pueda ser abrumador, pero no significa que puedas andar por ahí dando portazos. Si ahora te sientes lo suficientemente tranquilo podemos idear un plan para organizar tu habitación. Cuando hayas terminado tomaremos una fotografía para que sepas cómo hacerlo la próxima vez”.

Aprenda más sobre las señales de frustración en estudiantes de primaria y cómo ayudar a su hijo a manejar la frustración. Y si desea más sugerencias que los ayuden a usted y a su hijo a manejar la frustración, revise Entrenamiento para padres.

Puntos clave

  • Usted puede reconocer lo que está desencadenando la frustración de su hijo y seguir haciéndolo responsable de su comportamiento.
  • Mantenerse tranquilo puede ayudar a su hijo a recuperar su calma.
  • Tomarse el tiempo para pensar sobre lo que está causando el comportamiento de su hijo puede ayudarlo a que lo entienda mejor.

 

Cómo decirlo: Responder cuando su hijo de escuela media con dificultades de aprendizaje y de atención está frustrado

Por Amanda Morin

 

 

 

Mamá consuela y alienta a su hija que está molesta.

De un vistazo

  • No es raro que los estudiantes de escuela media sean temperamentales y rudos. Pero en ocasiones sus arranques de frustración pueden estar relacionados con dificultades de aprendizaje y de atención.
  • Saber lo que causa las reacciones de su hijo puede ayudarlo a mantenerse calmado.
  • Tomarse el tiempo para pensar qué causa un comportamiento puede ayudarlo a entenderlo mejor.

La mayoría de los estudiantes de la escuela media tienen momentos temperamentales. Pero puede haber ocasiones cuando su hijo tiene una reacción sorprendentemente fuerte que parece tan solo una descortesía o rebeldía. Usted puede estar tentado a responder de esa manera.

Sin embargo, lo que usted puede estar viendo es un arrebato de frustración relacionado con su dificultad de aprendizaje y de atención. Saber lo que está detrás puede ayudarle a mantener la calma. También le puede ayudar a responder de una manera que reduzca la frustración para ambos, en lugar de aumentarla.

Aquí están algunos ejemplos de lo que puede suceder y maneras positivas en que usted puede responder.

Comportamiento que usted está viendoAntes de que usted lo entienda, usted podría pensar...La frustración detrás del comportamientoUna manera más beneficiosa de responder
Usted encuentra una tarea arrugada en el piso. Cuando le pregunta, él hace un chasquido y dice: “Esta tarea es tan tonta y el maestro no la explicó. ¡No la voy a hacer!”.

Él está siendo grosero y quiere evitar hacer la tarea. Tal vez se sienta tentado a decir: “No importa si piensas que es tonta, es lo que el maestro te asignó y tienes que hacerla”.

No entender la tarea. Él puede sentir vergüenza por no entender la tarea. También podría estar reaccionando antelas demandas más grandes de la escuela media. Tiene que ser más independiente, pero puede tener problemas para pedir ayuda cuando la necesita.

“Quiero ayudarte, por ello debes hablarme con gentileza. ¿Pediste al maestro que la explicara? O, ¿quieres que te ayude a averiguar cómo hacerla?”.

Se supone que él debe estar ordenando su habitación antes de ir a la casa de su amigo. Cuando usted pregunta si ya lo hizo, él dice, “no, no he terminado aún. Y yo que tú, no contaría con que esté terminada antes de irme”.

Él está siendo desafiante y rebelde, por lo que usted podría estar tentado a decir: “Entonces puedes considerar no dejar tu habitación hasta que termines de limpiarla, o salir con tus amigos aunque estélimpia”.

No saber cómo es verse “ordenado y limpio”. Puede que él tenga problemas para mantenerse organizado. Si esta es una tarea difícil para él, no va a querer admitirlo.

“No me gusta cuando usas un tono sarcástico. Si lo cambias me gustaría ayudarte a limpiarlo. Y despuésencontremos un sistemapara mantenerlo limpio”.

Usted le muestra el formulario de llenado para inscribirlo en un nuevo equipo de futbol. Él se lo quita de la mano, lo rompe y le dice: “No jugaré. ¡Y ahora mismo puedes des-inscribirme!”.

Él hasobrereaccionado. Por lo que usted podría estar tentado a decir: “¡No vas a dejar el fútbol! Y vas a imprimir otra copia de ese formulario ahora mismo”.

Temor a lo desconocido. Él puede tener problemas tratando con el cambio o estar preocupado de que el nuevo entrenador no “lo entienda” de la forma en que su anterior entrenador lo hacía.

“Esa fue una reacción que no me esperaba. ¿Hay algo sobre el nuevo equipo que te preocupe o tan solo ya no quieres jugar más?”.

Cuando su hijo regresa a casa del baile de la escuela, usted le pregunta cómo le fue. Él lo ignora y cuando usted le vuelve a preguntar, él dice: “¿Porqué tienes que seguir molestándome al respecto? Déjame solo”.

Él está siendo tan solo irrespetuoso. Por lo que usted podría estar tentado a decir: “No te atrevas a hablarme de esa manera”. Olvídate de ir al próximo baile. Estás castigado”.

Problemas para encajar. Puede tener dificultades para captar las señales sociales o saber cómo conectar con otros chicos de su edad. Puede estar enojado de que el baile no tuviera el éxito que él esperaba.

“No quería molestarte, no contestaste y por eso volví a preguntar. De cualquier modo no está bien ser grosero. Hazme saber si deseas hablar sobre el baile”.

Aprenda más sobre señales de frustración en estudiantes de la escuela media y encuentre maneras para ayudarle a aprender a manejar el enojo y la frustración. Y para obtener aún más sugerencias para ayudarlo a usted y a su hijo a manejar la frustración, revise Entrenamiento para padres.

Puntos clave

  • Los estudiantes de escuela media con dificultades de aprendizaje y de atención pueden sentirse frustrados por situaciones sociales y por el aumento de las exigencias escolares.
  • Reconocer las razones de los arrebatos de su hijo no significa que usted no pueda seguir haciéndolo responsable de su comportamiento.
  • Encontrar nuevas maneras de responder a la frustración de su hijo puede disminuir la tensión entre ustedes.

Acerca del autor

Retrato de Amanda Morin

Amanda Morin es una madre defensora, exmaestra y autora deThe Everything Parent's Guide to Special Education.

Revisado por

Retrato de Mark Griffin

Mark Griffin, Ph.D., fue fundador y director de Eagle Hill School, una escuela para niños con discapacidades de aprendizaje específicas.