Tipos de evaluaciones de conducta

Por Erica Patino, M.A.

 

De un vistazo

    • Las evaluaciones de conducta buscan la causa de las dificultades de comportamiento de los niños.
    • Existen diferentes tipos de evaluaciones de conducta.
    • Los maestros y familiares completan a menudo cuestionarios acerca del niño que está siendo evaluado.

Las evaluaciones de conducta son diferentes a las pruebas para detectar las dificultades de aprendizaje. No tienen respuestas correctas ni incorrectas. En su lugar, evalúan cómo los niños interactúan con su alrededor. Esas evaluaciones pueden identificar patrones de conducta, así como las causas del comportamiento. Frecuentemente se les pide a los familiares, maestros y a otras personas que observen al niño y respondan preguntas acerca de él.

No existe una sola prueba para detectar dificultades de conducta. Los evaluadores utilizan diferentes herramientas para tener una idea de lo que podría estar causando las dificultades de un niño. Algunas causas potenciales incluyen retrasos en el desarrollo, problemas mentales y el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (). La información es también usada para desarrollar un Programa de Educación Individualizado(IEP, por sus siglas en inglés) y planes de tratamientos.

Estas son algunas de las pruebas de evaluación que se utilizan comúnmente.

Escalas de conducta adaptada de Vineland (Vineland Adaptive Behavior Scales)

Qué mide: Cómo se comparan las habilidades para la vida diaria de un niño con las de otros niños de su misma edad.

Cómo funciona: Alguien que conozca bien al niño completa un cuestionario o responde preguntas acerca de él. Esa persona es por lo general el padre, la madre, algún familiar que lo cuide o el maestro. Las preguntas se enfocan en las habilidades del niño en áreas básicas, incluidas las habilidades para comunicarse, para la vida diaria, para socializar y las habilidades motoras.

Qué significan los resultados: Esta prueba examina la habilidad del niño para funcionar diariamente. Es útil para diagnosticar y clasificar ciertos tipos de trastornos. Estos incluyen el autismo, el  y los retrasos en el desarrollo. También ayuda a determinar cuán retrasado está un niño en relación a sus compañeros, y si hay alguna razón para preocuparse.

Escalas para familiares y maestros de Conners (Conners’ Parent and Teacher Rating Scales)

Qué mide: La presencia y severidad de las conductas relacionadas con el TDAH.

Cómo funciona: Los familiares (mamá, papá u otro miembro de la familia que esté al cuidado del niño) y los maestros completan un cuestionario breve de opciones múltiples sobre cómo se comporta un niño. Los niños mayores también podrían completar un cuestionario. Las áreas exploradas incluyen la inatención, la hiperactividad, las dificultades de aprendizaje y las habilidades sociales.

Qué significan los resultados: Esta prueba de evaluación indica dónde podría ser necesario hacer más evaluaciones. Puede ayudar a los médicos a diagnosticar el TDAH, así como también a supervisar cuán bien están funcionando la medicación u otras terapias en los niños que ya han sido diagnosticados.

Escalas de evaluación de Vanderbilt (Vanderbilt Assessment Scales)

Qué mide: La existencia y severidad de los síntomas del TDAH. También mide otros comportamientos preocupantes y cómo estos podrían afectar la conducta y el trabajo escolar.

Cómo funciona: Esta prueba podría ser administrada luego de que una evaluación más general sugiriera que un niño muestra signos de TDAH. A los familiares y los maestros se les pregunta con qué frecuencia ven esos síntomas y otras conductas preocupantes. Las opciones para responder son “nunca”, “ocasionalmente”, “a menudo” y “con mucha frecuencia”.

Qué significan los resultados: Algunas de las preguntas están relacionadas con la dificultad del niño para concentrarse y la hiperactividad. Si hubiera numerosas respuestas de “a menudo” y “con mucha frecuencia”, podría indicar la existencia de TDAH.

Sistema de evaluación de la conducta de niños (Behavior Assessment System for Children o BASC)

Qué mide: Varios aspectos del comportamiento del niño.

Cómo funciona: A uno de los familiares o maestros se les hace una amplia variedad de preguntas acerca del comportamiento del niño. Esto incluye preguntas acerca de sus habilidades sociales, formas de pensar y la capacidad de adaptarse.

Qué significan los resultados: Esta prueba de amplio alcance es utilizada para evaluar a los niños en una gran cantidad de problemas de conducta. Los resultados ayudan a identificar áreas particulares que podrían preocupar. También ayuda a reducir las posibilidades de dónde exactamente radica el problema.

Lista de verificación de la conducta infantil de Achenbach (Achenbach Child Behavior Checklist)

Qué mide: El desarrollo y las habilidades en el área emocional, de comportamiento y social.

Cómo funciona: Se le da a los familiares y a los maestros una lista de alrededor de 100 enunciados que describen las conductas del niño. Luego, ellos califican cada enunciado como “verdadero” o “falso” de acuerdo al niño que está siendo evaluado. También existe una lista de verificación de conducta para preescolares y otra para chicos mayores.

Qué significan los resultados: Los resultados de esta prueba pueden determinar varias dificultades emocionales y de comportamiento, incluidos el TDAH, la depresión, las fobias y el trastorno negativista desafiante.

Cuestionarios de situaciones escolares y en el hogar de Barkley (Barkley Home and School Situations Questionnaires)

Qué mide: El comportamiento de un niño en el hogar y en la escuela.

Cómo funciona: A los familiares se les pide que califiquen cómo se comporta un niño en 16 situaciones comunes en el hogar. A los maestros se les pide que hagan lo mismo en 12 situaciones escolares comunes.

Qué significan los resultados: Para ser diagnosticado oficialmente con TDAH, los síntomas de los niños deben causar dificultades en dos áreas diferentes de la vida, y estas dos pruebas juntas pueden mostrar esto.

Es muy útil aprender tanto como le sea posible acerca del proceso de evaluación. También puede averiguar acerca de las pruebas utilizadas para evaluar las habilidades académicas y sociales. Juntos, usted y el equipo de evaluación de su hijo encontrarán las respuestas a preguntas importantes acerca de la conducta de su hijo. Después, usted puede comenzar a ayudarlo a desarrollar y alcanzar su máximo potencial en las diferentes áreas de su vida.

Puntos clave

  • Las evaluaciones de conducta por lo general incluyen información proporcionada, tanto por los familiares, como por los maestros.
  • Una evaluación de la conducta no es lo mismo que un diagnóstico. Esta muestra las áreas de fortaleza y las áreas deficientes del niño.
  • Algunas evaluaciones son utilizadas para supervisar cuán bien funcionan las medicaciones y otras terapias en niños diagnosticados con TDAH.

Acerca del autor

Retrato de Erica Patino

Erica Patino, M.A. es una escritora y editora en la Internet que se especializa en temas de salud y bienestar.

Revisado por

Retrato de Elizabeth Harstad

Elizabeth Harstad, M.D., M.P.H.,es pediatra del desarrollo conductual en Boston Children’s Hospital.