Entender las dificultades de su hijo con la concentración

Por Amanda Morin

 

De un vistazo

  • Las dificultades con la concentración pueden ser un síntoma de condiciones de base cerebral como el TDAH.
  • Los problemas con la concentración incluyen la dificultad para prestar atención y distraerse con facilidad.
  • Hay pasos que usted puede tomar para ayudar a su hijo a prestar más atención en la casa y en la escuela.

¿Su hijo olvida las cosas constantemente, comete errores descuidados y parece que siempre estuviera soñando despierto? Si esto es así, usted se estará preguntando por qué no puede o no quiere prestar atención.

Muchos niños con estos síntomas tienen el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (). Sin embargo, hay dificultades de aprendizaje que también pueden hacer que los niños parezcan inatentos. Infórmese más acerca de qué es lo que causa estas dificultades con la concentración y qué puede hacer para ayudar.

Lo que usted podría estar viendo

Los problemas con la concentración no lucen igual en todos los niños. Y los signos pueden cambiar con el paso del tiempo. Usted podría notar que su hijo se pierde en sus propios pensamientos. Es como si él lo dejará a usted fuera de su mundo. También puede ser que se distraiga y tenga problemas para terminar tareas y para seguir instrucciones.

Si varios de estos signos estuvieran presentes por al menos seis meses, sería una buena idea que hable con sus los maestros y su doctor. Todos ustedes pueden trabajar juntos para averiguar qué es lo que está causando estos problemas.

Qué causa las dificultades con la concentración

Un gran número de dificultades de aprendizaje y de atención pueden interferir con la habilidad de los niños para concentrarse. El que está más relacionado con los problemas de atención es el TDAH. Esto podría sorprenderle, tal vez usted se imagine que los niños con esta condición son hiperactivos, y su hija no lo es. Sin embargo, hay un tipo de TDAH(algunas veces llamado TDA) que no incluye la hiperactividad.

Aquí le presentamos algunas de las dificultades que pueden causar problemas con la concentración.

. El TDAH es la condición cerebral infantil más común. De hecho, del 8 al 10 por ciento de los niños entre los 3 a 17 años de edad en los Estados Unidos, han sido diagnosticados con este trastorno. Para los niños con TDAH, el área del cerebro que controla la atención podría tardarse más en desarrollarse y, además, podría funcionar en forma diferente.

Los niños con TDAH podrían no ser capaces de:

    • Saber cuándo concentrarse en los detalles pequeños y cuándo concentrarse en el cuadro completo
    • Filtrar elementos, sonidos o información no importantes
    • Prestar atención sin distraerse
    • Sostener el hilo de un pensamiento cuando son interrumpidos
    • Seguir los pasos en una tarea sin necesitar escuchar las indicaciones varias veces
    • Concentrarse en una actividad a la vez
    • Seguir indicaciones orales
    • Procesar la información con rapidez
    • Mantener una conversación

Los signos del TDAH pueden cambiar con el paso del tiempo. Los problemas por los que un niño de preescolar o de primaria pasan, pueden parecer diferentes en la escuela mediao el bachillerato.

Dificultades con el funcionamiento ejecutivo. Este conjunto de habilidades mentales son las que ayudan a los niños a prestar atención, planificar, hacer prioridades y prepararse para comenzar las tareas. Si estas habilidades son deficientes, pueden causar algunos de los síntomas que usted podría estar viendo en su hijo. Muchos chicos con dificultades de aprendizaje y de atención, en particular el TDAH, también tienen habilidades del funcionamiento ejecutivo limitadas.

 (TPA). Este problema de puede causar problemas con la concentración, pero por una razón diferente. Los niños con TPA tienen problemas para procesar los sonidos del lenguaje. Si su hijo tiene problemas para prestar atención cuando la gente está hablando, ésta podría ser la causa.

Cómo puede obtener respuestas

Si su hijo ha tenido problemas de concentración por un periodo de por lo menos seis meses, podría ser el momento de buscar ayuda profesional para averiguar el por qué.Observar a su hijo y tomar notas de su conducta, será muy útil para los profesionales que la evalúen. Aquí le señalamos algunos pasos que usted puede tomar:

    • Hable con el maestro de su hijo. Si las dificultades de concentración de su hijo están afectando su trabajo escolar, sería buen momento para comenzar a obtener respuestas. El maestro puede ser un gran recurso de información y de ayuda. Pregúntele si habría alguna clase de  informales que podrían ayudar en el salón de clases, tal como sentarse al frente del salón y lejos de las ventanas y puertas.
    • Averigüe acerca de una evaluación educativa. Si usted sospecha que las dificultades de concentración de su hijo se deben a una dificultad de aprendizaje o atención, usted o el maestro de su hijo podrían solicitar que la escuela haga la evaluación. (La escuela no puede hacer la evaluación sin su permiso.) Si la escuela está de acuerdo, usted no tendría que pagar por la evaluación.
      Dependiendo de los resultados, su hijo podrían obtener los servicios y el apoyo que necesita. La escuela se comprometería en ofrecérselos por escrito a través de un plan 504 o un IEP. El apoyo podría incluir tiempo adicional o notas escritas de las lecciones del salón de clase.
    • Hable con el doctor de su hijo. Usted también puede comenzar a tener respuestas al hablar con el doctor de su hijo. Juntos pueden crear un plan para averiguar qué es lo que está causando estas dificultades con la concentración. El doctor podría ser capaz de descartar ciertas razones médicas o diagnosticar el TDAH. Además, usted podría obtener referencia para ver a otros especialistas para evaluaciones futuras.
    • Consulte con especialistas. El doctor de hijo podría referirla a más de un especialista. Un audiólogo buscaría la presencia de dificultades de audición. Un patólogo del lenguaje, buscaría trastornos del lenguaje. Un neurólogo, un psiquiatra o un pediatra con especialidad en el desarrollo de la conducta, buscarían la presencia de problemas causados por condiciones del cerebro, incluyendo el TDAH. También podría ser derivado a la consulta de un especialista de aprendizaje, quien vería de qué manera piensa y aprende su hijo.
    • Hable con un especialista de aprendizaje. Este profesional puede realizar una evaluación sobre dificultades de aprendizaje y de atención utilizando las mismas pruebas que utilizaría la escuela. Sin embargo, usted tendría que pagar por este servicio ya que es una evaluación privada.

Si su hijo es menor de 3 años de edad, usted puede contactar al sistema de de su estado. Usted podría obtener una evaluación gratuita sin necesidad de que otro profesional la derive o la refiera.

Lo qué usted puede hacer ahora

Ya sea que usted sepa o no la causa de las dificultades con la concentración de su hijo, hay muchas cosas que usted puede hacer para ayudar. Estos son algunos pasos para ayudarle a manejar los desafíos y construir las habilidades de atención de su hijo.

    • Aprenda lo más que pueda. Una vez que usted sepa por qué su hijo tiene problemas para concentrarse, será más fácil encontrar mejores maneras para ayudar. Usted podría darse cuenta que tiene más paciencia cuando las ensoñaciones y distracciones de su hijo lo alejan de aquello que usted le ha pedido que realice. Lo mejor de todo es que su comprensión puede rendir buenos frutos para construir la autoestima de hijo.
    • Observe y tome notas. Al observar las conductas de su hijo, usted podría notar patrones de cuando puede o no concentrarse. Esto puede ayudarle a hacer cambios en su hogar y a probar estrategias para mejorar su atenciónTomar notas también le ayudará cuando tenga que hablar con el doctor de su hijo o con los maestros y especialistas.
    • Dé un límite de tiempo. Tener límites de tiempo o plazos para completar cosas puede ayudar a su hijo a organizar el tiempo y a que se concentre en las tareas. Además puede reducir el estrés de tener que controlarlo. Programe un temporizador con alarma para que le dé suficiente tiempo para que complete un trabajo exitosamente. En la medida que él sea más eficaz en su objetivo de mantenerse en la tarea, usted puede ir reduciendo la cantidad de tiempo.
    • Véalo a través de los ojos de su hijo. A menos que usted también tenga una dificultad con la concentración, podría ser muy difícil entender por lo que su hijo están pasando. Understood.org puede darle una idea cómo se siente tener problemas para prestar atención.
    • Pruebe nuevas estrategias. ¿No está seguro cómo manejar una situación o cómo ayudar a su hijo a lidiar con los problemas de atención? El consejo sobre comportamientos de Entrenamiento para padres puede ayudar.
    • Conéctese con otras familias. Criar a un hijo con dificultades con la concentración puede ser muy complicado. Pero ayuda saber que usted no está solo. Hable con las familias que están pasando por lo mismo. Estas familias saben por lo que usted está pasando y ellos pueden compartir sus ideas y estrategias.

Ver que su hijo se distrae o no pueden finalizar una tarea puede ser muy frustrante. Sin embargo, saber qué es lo que está causando esta conducta podría darle a los dos una dirección para seguir y obtener ayuda. Si la conducta de su hijo no mejorara significativamente con su ayuda, entonces usted tendría que conseguir ayuda profesional y hablar sobre el tratamiento.

Las dificultades con la concentración son muy comunes y hay muchas cosas que usted puede hacer para que prestar atención se vuelva más fácil.

Puntos clave

  • No todos los niños con TDAH son hiperactivos; algunos batallan más que otros con la concentración.
  • El TDAH no es la única condición que causa dificultades de concentración.
  • Trabajar con profesionales puede ayudarlo a entender las dificultades y a crear un plan para desarrollar las fortalezas de su hijo.

Acerca del autor

Retrato de Amanda Morin

Amanda Morin es una madre defensora, exmaestra y autora deThe Everything Parent's Guide to Special Education.

Revisado por

Retrato de Elizabeth Harstad

Elizabeth Harstad, M.D., M.P.H.,es pediatra del desarrollo conductual en Boston Children’s Hospital.