Autismo versus dificultades de aprendizaje y de atención: Lo que necesita saber

Por Amanda Morin

 

De un vistazo

  • Los chicos con autismo y dificultades de aprendizaje y de atención pueden presentar síntomas similares.
  • El autismo no afecta a todos los chicos de la misma manera.
  • Algunos niños con autismo tienen mucho en común con los niños que tienen dificultades de aprendizaje y de atención.

Algunos chicos con dificultades de aprendizaje y de atención tienen problemas con las mismas habilidades que los chicos con el (también conocido como “trastorno del espectro del autismo” o ASD, por sus siglas en inglés). Los chicos con dificultades de aprendizaje y de atención pueden tener, crisis sensorialesproblemas con las destrezas sociales y otras dificultades que también afectan a los chicos con autismo.

Debido a estas similitudes podría parecer que ambos grupos se beneficiarían del mismo tipo de intervenciones. Sin embargo, existen diferencias importantes entre las dificultades de aprendizaje y de atención y el autismo. Esto es lo que necesita saber.

Lo que necesita saber acerca del autismo

El autismo es un trastorno del desarrollo neuronal que afecta cómo los chicos procesan ciertos tipos de información. Muchas personas con autismo tienen dificultad para socializar y comunicarse. También puede que tengan problemas de perseveración.

No es inusual que los niños con autismo tengan un interés obsesivo en ciertos temas o cosas. También puede que observe comportamientos, rutinas y movimientos repetitivos (que algunas personas llaman autoestimulación). Y a menudo tienen dificultades del procesamiento sensorial.

Durante muchos años el autismo fue considerado un diagnóstico que incluía varias condiciones diferentes. Incluía el , el trastorno generalizado del desarrollo no especificado, el síndrome de Rett, el trastorno disociativo infantil (o síndrome de Heller) y el trastorno autista. Aunque las condiciones tenían ciertos síntomas en común, eran diagnósticos separados.

Esto se modificó en la última versión del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM) cuya 5a edición fue publicada en mayo de 2013. Este manual incluye los criterios necesarios para que los profesionales hagan un diagnóstico. El DSM-5 no incluye como diagnósticos al síndrome de Asperger, al trastorno generalizado del desarrollo no especificado y al trastorno disociativo infantil. Todos los subgrupos se incluyen en el diagnóstico de “trastorno del espectro autista” (el síndrome de Rett ahora es reconocido como un trastorno genético separado).

Todos los chicos con el trastorno del espectro autista tienen algunos síntomas en común. Pero la palabra espectro significa que hay una variabilidad en la manera como los síntomas afectan a los chicos. Ese impacto se describe con el nivel de apoyo 1, 2 o 3, en el que 3 indica que necesita un nivel de apoyo superior.

Es importante saber que muchos de los grupos que abogan por el autismo aceptan la idea de neurodiversidad. Es un concepto que considera que las condiciones del cerebro como el TDAH y el autismo no son “anormales”, sino simples variaciones del cerebro humano.

La neurodiversidad es un movimiento que enfatiza la lucha contra la estigmatización y la promoción de la inclusión, en lugar de enfocarse en “curar” a las personas cuyos cerebros funcionan diferente.

Por qué las personas confunden el autismo con las dificultades de aprendizaje y de atención

Algunos chicos con autismo no tienen retrasos significativos en el habla o cognitivos que a veces presentan los chicos con autismo. Hay muchos niños con autismo que tienen un promedio o se encuentran en el nivel de “dotados”. Pero sí tienen dificultades sociales. Antes de que se publicara el DSM-5 estos chicos eran frecuentemente diagnosticados con el síndrome de Asperger.

Estos son niños cuyos trastornos podrían confundirse con las dificultades de aprendizaje y de atención. Hasta cierto punto, eso se debe a que tienen síntomas en común. Por ejemplo, pueden mostrar algunas de las siguientes características:

En qué se diferencian el autismo y las dificultades del aprendizaje y de atención

Existen muchos síntomas comunes entre el autismo y las dificultades del aprendizaje y de atención. El TDAH y el autismo están relacionados. Y el autismo y las dificultades de aprendizaje y de atención pueden ocurrir conjuntamente. Pero el autismo no es una discapacidad del aprendizaje.

Los principales problemas para los chicos con autismo involucran la socialización, la comunicación y las rutinas o comportamientos repetitivos, incluyendo intereses restringidos y obsesivos.

Estos síntomas no son típicos de los chicos que tienen dificultades de aprendizaje y de atención. Los intereses restringidos y las conductas repetitivas también hacen que el autismo sea diferente de las discapacidades del aprendizaje no verbal, que por lo demás se parecen mucho al autismo.

Al igual que los chicos con autismo, los que tienen dificultades de aprendizaje y de atención pueden tener problemas con las habilidades sociales y la comunicación. Pero esos problemas están relacionados con sus dificultades específicas de aprendizaje.

Por ejemplo, un niño con dificultades del procesamiento visual puede que se acerque mucho al conversar con alguien porque tiene problemas para calcular distancias. Un niño con autismo podría acercarse demasiado porque carece de la noción del espacio personal (lea cómo una familia usó la “regla del codo” para enseñar el espacio personal).

Qué puede hacer

Antes de que obtenga el apoyo adecuado para su hijo, necesitará saber si tiene autismo o una dificultad de aprendizaje o de atención (o ambos). Hable con el médico de su hijo para que lo refiera a un pediatra del desarrollo y la conducta.

Averigüe qué hacer si le preocupa que su hijo pudiera tener dificultades de aprendizaje y de atención. Lea sugerencias acerca de cómo ayudar a su hijo con las pautas sociales. Conozca la historia de una mamá criando a sus dos hijos que tienen dificultades de aprendizaje y de atención y autismo.

Puntos clave

  • Los síntomas del autismo se pueden malinterpretar como dificultades de aprendizaje y de atención.
  • Algunos chicos tienen dificultades de aprendizaje y de atención y autismo.
  • Conocer el diagnóstico de su hijo es importante para encontrar las estrategias que mejor lo ayuden.

Acerca del autor

Retrato de Amanda Morin

Amanda Morin es una madre defensora, exmaestra y autora deThe Everything Parent's Guide to Special Education.

Revisado por

Retrato de Elizabeth Harstad

Elizabeth Harstad, M.D., M.P.H.,es pediatra del desarrollo conductual en Boston Children’s Hospital.