Entender los problemas de su hijo con la coordinación física y el movimiento

Por El equipo de Understood

 

 

De un vistazo

  • Una causa común de los problemas con la coordinación y el movimiento es la dispraxia, también conocida como trastorno del desarrollo de la coordinación.
  • Otras condiciones también pueden causar problemas con el movimiento.
  • Hay terapias que pueden ayudar con las dificultades de la coordinación y el movimiento.

Dibujar, correr y patear una pelota son cosas que la mayoría de los niños pueden hacer fácilmente. Pero si su hijo tiene problemas con tareas físicas simples, la causa podría ser una condición llamada dispraxia. La  afecta habilidades básicas como escribir y el acto físico de hablar. Pero existen otras condiciones que pueden tener síntomas similares. Aprenda más acerca de lo que puede causar problemas con el movimiento y cómo puede ayudar.

Qué podría estar viendo

Las dificultades con el movimiento pueden adoptar diferentes formas. Las limitaciones en las habilidades motoras finas dificultan la capacidad de dirigir grupos de músculos pequeños como los de las manos. Las limitaciones en las habilidades motoras gruesas afectan grupos de músculos grandes como los de las piernas. Los problemas de coordinación mano-ojo puede dificultar cosas como abotonarse una camisa.

Algunos chicos con dispraxia, que los doctores pueden llamar trastorno del desarrollo de la coordinación, tienen limitaciones en ambas destrezas. También pueden tener problemas con tareas que incluyen varios pasos, como vestirse; y pueden tener problemas con el habla si los músculos de la boca se ven afectados.

Estos son algunos signos comunes de los problemas con la coordinación y el movimiento:

    • Se resiste a dibujar y a escribir
    • Se cansa enseguida durante actividades motoras cortas
    • Tiene dificultad para sostener el lápiz correctamente
    • Es lento escribiendo a mano
    • Tiene problemas corriendo, saltando, arrojando y atajando una pelota
    • No puede manejar bicicletas
    • Tiene problemas con el ritmo
    • Dificultades con el aseo personal
    • Tiene poco equilibrio
    • Es muy torpe
    • Tiene dificultad practicando deportes
    • No habla a un ritmo normal
    • Balbucea
    • Tiene problemas para orientarse
    • Tiene dificultad para aprender a conducir

Si usted ha visto algunos de estos signos en su hijo durante un periodo no menor de seis meses, sería buena idea averiguar qué los está provocando. Saber qué está causando los problemas de movimiento de su hijo puede guiarlo en obtener la mejor ayuda.

Qué puede causar problemas con la coordinación física y el movimiento

Tener problemas con las habilidades motoras gruesas y finas es el principal síntoma de la dispraxia, una condición que afecta el aprendizaje. Pero existen otras dificultades que pueden afectar esas habilidades.

Dispraxia: Esta condición bastante común dificulta planear y ejecutar movimientos específicos. El cerebro tiene problemas dirigiendo los músculos para que hagan ciertas cosas. Sin embargo, eso no significa que su hijo no sea inteligente o que sus músculos sean débiles.

La dispraxia afecta las habilidades motoras finas que ayudan a los chicos a sostener un crayón o a abotonarse la camisa. También afecta las habilidades motoras gruesas que se usan al correr o arrojar algo. En algunos casos puede afectar los músculos necesarios en el habla. Otros desafíos pueden incluir problemas con el equilibrio y la coordinación.

Es importante saber que un niño con dispraxia no tiene todos esos problemas necesariamente, y que no todos los niños experimentan los síntomas de la misma manera. Los síntomas de dispraxia pueden variar desde leves a severos, y cambiar a medida que el niño crece.

: Esta condición también afecta las habilidades motoras finas, dificultando el acto de escribir. Los niños con disgrafía puede que sostengan el lápiz de manera inapropiada y que su escritura a mano sea desordenada. Frecuentemente tienen problemas separando las letras y escribiendo entre los márgenes. Debido a las limitaciones de las habilidades motoras, puede que tengan dificultad con otras tareas como calcar o atarse los zapatos.

 Esta condición puede causar problemas con la coordinación mano-ojo. Además, los chicos con dificultades del procesamiento sensorial puede que caminen y salten de manera extraña o que se caigan frecuentemente. Sin embargo, los problemas con el movimiento no son el síntoma principal. La mayoría de los chicos con dificultades del procesamiento sensorial tienen reacciones extremas al tacto y al sonido.

Cómo puede obtener respuestas

Saber porqué su hijo tiene problemas con la coordinación y el movimiento le permitirá encontrar la mejor manera de ayudarlo. Descubrirlo puede que tome tiempo y que requiera visitar a más de un médico. Estos son algunos de los pasos que usted puede seguir para descubrir la causa de las dificultades de su hijo.

  • Hable con el maestro de su hijo. Cuando se trata de entender los problemas de su hijo con el movimiento, el maestro puede ser una fuente de información y conocimiento importante. Los signos que el maestro ve en la clase pueden ser distintos a los que usted ve en su casa. Exponer sus preocupaciones puede conducir a obtener apoyos informales en la clase.
  • Averigüe sobre una evaluación educativa. Usted o el maestro de su hijo pueden solicitar que la escuela evalúe a su hijo para determinar si tiene dificultades de aprendizaje. Si la escuela está de acuerdo, usted no tendrá que pagar la evaluación. Dependiendo de los resultados, su hijo podría recibir los servicios que necesita. Estos servicios se detallarán por escrito en un plan 504 o en un IEP. Los servicios pueden incluir terapia ocupacional o . Si su hijo tiene menos de 3 años de edad usted puede contactar al sistema de  de su estado y solicitar una evaluación gratuita.
  • Hable con el médico de su hijo. Este puede ser un buen lugar para empezar a obtener respuestas acerca de cuál es la causa de las dificultades de su hijo. El doctor podrá confirmar o excluir algunas causas médicas y, además, podría referirlo a un especialista para que realice una evaluación más profunda.
  • Consulte con especialistas. El profesional que puede evaluar y tratar las dificultades con la escritura es un terapeuta ocupacional. Algunos terapeutas ocupacionales también pueden evaluar y tratar las dificultades del procesamiento sensorial. Un terapeuta del habla y el lenguaje puede evaluar y tratar las dificultades del hablarelacionadas con la dispraxia. Con frecuencia, los psicólogos evalúan dificultades con el movimiento.

Qué puede hacer ahora

Aunque usted no sepa si la dispraxia es la causa de los problemas de su hijo, hay cosas que puede hacer para que sus habilidades motoras mejoren. También hay pasos que usted puede seguir para que esta experiencia sea más fácil para ambos. Estas son algunas cosas que puede intentar:

  • Aprenda todo lo que pueda. Saber porqué su hijo tiene problemas con el movimiento y la coordinación le facilitará encontrar la ayuda que él necesita. También es útil recordar que él no puede evitar que la tarea luzca desordenada o fallar al tratar de capturar la pelota.
  • Observe y tome notas. Al observar a su hijo, usted puede ver patrones en sus problemas con el movimiento. Eso puede ayudarlo a encontrar estrategias diferentes para poner en práctica. También puede ser útil hablar con amigos, familiares y profesionales que están en contacto con su hijo.
  • Fomente la actividad física. Estar activo puede ayudarlo a mejorar sus habilidades motoras y su equilibrio. Fomente que participe en juegos que requieran saltar y brincar, como la rayuela.
  • Véalo a través de los ojos de su hijo. A no ser que usted también tenga dificultades de aprendizaje y de atención, es difícil que entienda lo que está experimentando su hijo. A través de los ojos de su hijo puede darle una idea de cómo se siente una persona que tiene dificultades con el movimiento y la coordinación.
  • Pruebe estrategias diferentes. El consejo experto en Entrenamiento para padres puede serle muy útil. Además, obtenga consejos e ideas sobre autoestima y desafíos sociales.
  • Conéctese con otras familias. Aunque le parezca que la suya es la única familia con este problema, no es así. Este sitio de la web puede ayudarlo a encontrar familias con niños que también estén batallando con el movimiento. Esas familias entienden lo que usted está pasando y pueden compartir experiencias y estrategias.
  • Trate de estar positivo. Puede ser muy duro ver a su hijo batallar con actividades físicas básicas. Pero enfocarse en sus fortalezas y sus esfuerzos puede hacer que ambos se sientan mejor. Su apoyo y su entusiasmo puede motivar a su hijo para que trabaje en sus limitaciones.

A la mayoría de los niños que tienen problemas con la coordinación y el movimiento no se les quitará cuando crecen. Pero con el apoyo y las terapias apropiadas pueden desarrollar sus habilidades motoras y sentirme más seguros. Lograrlo es un proceso, y al aprender sobre esos problemas usted ha dado un gran paso.

Puntos clave

  • Los problemas de las habilidades motoras gruesas y finas son causados cuando el cerebro no se está comunicando apropiadamente con los músculos.
  • Los terapeutas ocupacionales pueden ayudar a los niños a trabajar en cosas prácticas como abotonarse la camisa y sostener un lápiz.
  • Mantenerse físicamente activo puede mejorar la coordinación de los niños.